Glóbulos Blancos y Nanotubos de Carbono

Como parte del Proyecto NANOMUNE “Evaluación exhaustiva de los efectos peligrosos de los nanomateriales de diseño en el sistema inmunitario; Científicos Irlandeses, Suecos y Americanos, realizaron un estudio que dio a conocer la capacidad de los glóbulos blancos de descomponer los nanotubos de carbono en sustancias inocuas (carbono y agua) mediante métodos biológicos

«Estudios anteriores han revelado que los nanotubos de carbono podrían servir para introducir fármacos u otras sustancias en células humanas, explicó el Dr. Bengt Fadeel, del Instituto de Medicina Ambiental del Instituto Karolinska (Suecia). «El problema era que hasta ahora se desconocía el modo de controlar la descomposición de los nanotubos, que puede provocar toxicidad y daños tisulares no deseados. Ahora nuestro estudio muestra el modo de descomponerlos en componentes inocuos por medios biológicos.»

La molécula responsable de la descomposición de los nanotubos de carbono es la conocida como mieloperoxidasa (MPO) y está presente en forma natural en los leucocitos. Esta molécula es la que tiene la capacidad de descomponer los nanotubos, solucionando problemas que mantenían con cierta incertidumbre a los científicos respecto de los posibles problemas de toxicidad derivados de los nanotubos de carbono.

Deja un comentario

*

Buscador