Entradas con la etiqueta ‘Nanotecnología’

Nanomarcapasos sin baterias

La ciencia médica, logra un nuevo avance gracias a la nanotecnología. Se trata de un marcapasos tan pequeño como la cuarta parte de un grano de arroz, haciendo uso de microfibrillas y componentes mucho más delgado que el grosor del cabello humano.

El autor de este notable avance es el Tecno-Científico Jorge Reynolds, especialista colombiano en electrónica quien, creó el primer marcapasos interno del mundo en 1958. En una conferencia ofrecida a estudiantes de mecatrónica, dio a conocer el funcionamiento del marcapasos A-V, el cual entre otras características no precisaría de batería, ya que obtendría energía desde el mismo movimiento del corazón, el cual presionará la cápsula elaborada con elementos fisioeléctricos.

Se espera que a fines de 2014 o inicios de 2015 este tipo de tecnologías esté disponible, lo cual depende de los adelantos de la Industria nanotecnológica en microprocesadores, considerando la necesidad de generar circuitos tan miniaturizados que consuman mucho menos voltaje para que puedan obtener la energía desde el corazón.

Glóbulos Blancos y Nanotubos de Carbono

Como parte del Proyecto NANOMUNE “Evaluación exhaustiva de los efectos peligrosos de los nanomateriales de diseño en el sistema inmunitario; Científicos Irlandeses, Suecos y Americanos, realizaron un estudio que dio a conocer la capacidad de los glóbulos blancos de descomponer los nanotubos de carbono en sustancias inocuas (carbono y agua) mediante métodos biológicos

«Estudios anteriores han revelado que los nanotubos de carbono podrían servir para introducir fármacos u otras sustancias en células humanas, explicó el Dr. Bengt Fadeel, del Instituto de Medicina Ambiental del Instituto Karolinska (Suecia). «El problema era que hasta ahora se desconocía el modo de controlar la descomposición de los nanotubos, que puede provocar toxicidad y daños tisulares no deseados. Ahora nuestro estudio muestra el modo de descomponerlos en componentes inocuos por medios biológicos.»

La molécula responsable de la descomposición de los nanotubos de carbono es la conocida como mieloperoxidasa (MPO) y está presente en forma natural en los leucocitos. Esta molécula es la que tiene la capacidad de descomponer los nanotubos, solucionando problemas que mantenían con cierta incertidumbre a los científicos respecto de los posibles problemas de toxicidad derivados de los nanotubos de carbono.

Ganarle al cáncer en 10 días

Destruir células cancerígenas en solo diez días no es una utopía ni parte de una historia de ciencia ficción. Se trata de un novedoso e importantísimo avance llevado a cabo en la Universidad de Sanidad e Higiene por un equipo de Investigadores.

Se trataría de la primera aplicación del famoso nanotubo en una aplicación en la medicina, comprobando la relevancia del papel que cumple la nanotecnología.

Este tratamiento incluye la Ingesta de fármacos y nanotubos de carbono que al ser vistos al microscopio presentan un aspecto similar al polvo o fibra extraña. En conjunto con tecnología láser serían capaces de mejorar el rendimiento.

Los resultados indicaron que el nanotubo contribuyó a que el fármaco de desplazara mas rápidamente hasta la célula, demostrando en un tratamiento con roedores, que las células cancerígenas desaparecen a los 10 días tras haber sido expuestas a rayos láser por periodos diarios de 15 minutos.

Los ensayos actuales apuntan a animales más grandes, incluido el ser humano.

Un papel casi tan resistente como el acero

Un material diseñado con nanotecnología es mas resistente que y hierro fundido y casi tanto como el acero. Se trata de un tipo de un papel nanoestructurado, que al igual que el papel convencional, está elaborado a base de celulosa que es el principal componente estructural de las células vegetales y el compuesto orgánico más abundante de la Naturaleza.

El desarrollo de este papel ha sido posible gracias a investigaciones realizadas por el Instituto Real de Estocolmo, cuyo secreto radica en lograr descomponer la pulpa de la madera sin dañar las células, extrayéndola a través de enzimas. De esta forma se obtiene una suspensión acuosa, que al ser secada es posible unir las fibras para formar una malla o red unida por puentes de hidrógeno, dando a lugar a este nanopapel.

Se pudo comprobar una resistencia de 214 megapascales, es decir casi tan fuerte como el acero (250 MPa), lo cual es posible gracias a la disposición en forma de red de las células, básico para que no pierdan la fuerza que las une. Las aplicaciones son múltiples, reforzar el papel convencional, producir cinta adherente ultrarresistente o utilizarse en cirugía para prótesis o dispositivos biocompatibles.

Dispositivo emisor de luz del grosor de un papel

Como un “sándwich” de electrodos con una película muy fina de un complejo metálico fosforescente entre ellos, se definiría en términos coloquiales, qué es un LEC (Light-emiting electrochemical cells), el nuevo y revolucionario dispositivo emisor de luz, de alta eficiencia y larga vida útil, que ha sido investigado a través de técnicas nanotecnológicas y que se caracteriza por ser tan delgado que una hoja de papel y por tratarse de un artículo barato, estable y resistente.

Este gran avance tuvo lugar en el Instituto de Ciencia Molecular de la Universidad de Valencia y según uno de los directores del proyecto, este tipo de dispositivos ya se conocía desde algunos años, sin embargo el período de ida útil era demasiado corto como para fabricarlo con fines comerciales y se limitaba a menos de 100 horas, mientras que el nuevo diseño supera las 5000 horas.

Teléfono móvil que funciona sin batería

La idea de dejar de depender de los cargadores de energía de los diversos dispositivos que dependen de ellos, como los teléfonos móviles, está mas cerca de lo que podría imaginarse, ya que un equipo de investigadores ha logrado desarrollar un sistema que permite que un teléfono móvil se mantenga constantemente con la energía que necesita, pero de forma autónoma.

Esta novedad es posible gracias a las ondas sonoras emitidas por el mismo usuario al hablar. Este logro ha sido posible a través del fenómeno de la piezoelectricidad, con la cual es posible generar energía a partir de la tensión mecánica a cual que se en expuesta ciertos materiales. En este caso se trabajó a una escala nanométrica.

“La combinación de nanotecnología con materiales piezoelétricos generaría energía a partir de esas ondas sonoras con una eficiencia del 100%”, son las palabras del Profesor y Químico de la Universidad de Texas, Tahir Cagin.

Traje de Baño que se seca solo

Novedoso diseño de traje de baño ha salido al mercado. Se trata de un traje de baño elaborado con un tejido que hace que el agua escurra sobre el, tal como lo hace como la piel humana. Al salir del agua, ya sea mar o agua dulce de ríos o piscinas este traje de baño hace que el agua que queda sobre su superficie forma gotas y escurra inmediatamente, tardando solo unos minutos en estar seco.

Esta tecnología trabaja de tal forma que, en lugar de absorber el líquido hacia el interior del tejido, permite el paso de este a través de el. De esta forma se elimina la sensación de humedad y frío que permanece tras salir del agua cuando se utilizan trajes de baño convencionales.

El diseño fue creación de la empresa pionera en la fabricación de trajes de baño con protección de rayos UV integrada, Solestrom Internacional quienes pensaron en superponer una malla, creado con un material basado en nanotecnología, alrededor de cada fibra, el cual repele el agua de forma permanente sin interferir con el punto del tejido.

Su modo de acción corresponde a un tratamiento nanotecnológico del mismo tipo que el usado para fabricar ropa resistente a salpicaduras o manchas, de carácter ecológico y basado en agua.

Nanotecnología cambia de color los ojos

Los avances en nanotecnología han alcanzado una amplia gama de áreas y campos de la ciencia, lo que posteriormente se traduce en la aparición de productos comerciales. Esta vez, es la contactología la que se hace presente con la revolución nanotecnológica desarrollando un producto innovador ideado para cambiar de coloración los ojos de las personas.

La información salió a la luz en el Simposio Sobre “Cosmetic Nanotechnology: Polymers and Colloids in Personal care”, en donde algunos Químicos de empresas como Ciba Vision y Baush & Lomb expusieron a los asistentes acerca de la química que sus compañías emplean para colorear las lentes de contacto. La utilización de nanopigmentos o nanopartículas como dióxido de titanio, óxido de hierro, y sulfato de bario son las que generalmente permiten alcanzar la coloración opaca de estas lentes.

Nanolibelula sobrevolará los cielos

La empresa SilMach especializada en miniaturización esta trabajando en un proyecto no menos ambicioso que pretende desarrollar un complejo de nanosistemas inspirado en la biología, cuyas aplicaciones podrán verse reflejadas en el ejército Francés, quienes han encargado esta proyecto a SilMach..

Se trata de una diminuta máquina con aspecto de libélula que tendrá un tamaño de sólo 6 centímetros con un peso de 120 miligramos, fabricada con silicio, implementada con un sistema de 180.000 nanomúsculos artificiales de 9 nanogramos que estarán situados en las alas, permitiendo desarrollar una potencia mecánica útil de 80 mW.

La idea del ejército Francés es hacerla sobrevolar territorios sin ser detectada para transmitir información estratégica a los sistemas de defensa del país.

Dentro de las trabas más importantes para el desarrollo de esta iniciativa es el de la fuente de energía, ya que se precisa de una capacidad energética cercana a los 50000 julios/g, en circunstancias en que las mejores baterías de litio actuales son capaces de producir hasta 360 Julios/g.

Robots Humanóides inteligentes o androides

La fabricación e implementación de robots con aspecto humano capaces de realizar tareas de cierta complejidad, será posible dentro de 10 a 15 años, gracias a la evolución de la nanotecnología microelectrónica y la centotecnología, lo cual implicará una notable reducción de los componentes básicos de las nuevas tecnologías. Así lo afirma el Director del Instituto de Investigación de Robótica y Sistemas de Manipulación de la Universidad de Viena, galardonado en 2006 con el premio Engelberger de Robótica Educativa.

La idea es fabricar robots con cierta inteligencia y parecido con los seres humanos que caminen en dos piernas, sin embargo no se descarta que con los avances tecnológicos como la nanotecnología, puedan desplazarse con mayor estabilidad y correr.

El interés principal por parte del profesor y el de la mayor parte de los institutos de investigación de la UE, se centra en el desarrollo de sistemas robóticos intermedios, es decir, los que, utilizando una tecnología muy avanzada, son capaces de ayudar en las tareas que realizan a diario los seres humanos.

Buscador